Sergio Villanueva por delante y por detrás

Quién es quién en Por delante y por detrás

Los divertidos personajes de Por delante y por detrás quieren compartir contigo sus últimas funciones en el escenario del Teatre Talia y que no pares de reír a carcajadas. Hasta el 20 de enero, últimas funciones de la que probablemente sea la comedia más famosa del mundo.

Para que conozcáis más de cerca quiénes son los protagonistas de esta divertida comedia, os hemos preparado una lista de artículos en nuestro blog en los que os desvelamos la cara y la cruz de los personajes, qué papel desempeñan por delante (en el escenario) y quiénes son realmente por detrás (entre bambalinas).

Hoy ponemos la lupa en Sergio Villanueva:

Sergio Villanueva es Ramón, el director de la obra que se representa. Encarna al mismo personaje tanto por delante como por detrás de la función, igual que Nelo Gómez y Paula Llorens. Podríamos definir a Ramón como un 'gilipollas entrañable', pero buena gente en el fondo. Se cree un genio en esto de la dirección escénica, el 'Peter Brook de Paterna' como le han apodado en la compañía a modo de burla. No tiene ninguna duda de su talento y ni se lo plantea. Ramón tiene una especie de magia sincrónica, igual que el resto de divertidos personajes de Por delante y por detrás, que en el fondo son buena gente. Está sometido a unas vibraciones, por la propia situación de nervios y caos, sea en ensayos o en función, que el público inmediatamente se identifica con él y con el resto de personajes en cualquiera de sus disparatados enredos.

Ramón es un director de teatro valenciano que podría venir de la escuela de teatro catalana, de la tradición del Teatre Lliure como poco... este matiz está potenciado debido a la ironía muy característica e identificable en este personaje. El objetivo de 'conseguir no enfadarse nunca' es algo muy complicado, casi imposible para un director ante la presión del estreno y el qué dirán. Si en un ensayo general hay un carrusel de despistes y pausas, el director lo más probable es que estalle por una crisis de nervios y con ganas de pagarlo con el reparto.

Ramón es un tipo atractivo, no tiene moral ni escrúpulos, se mueve por su propio y único interés, está liado con Tamara y con Anna prácticamente a la vez, lo que genera un caos de sentimientos dentro de la compañía cuando explota todo en pleno estreno de la función. Esa entrañable gilipollez inherente en él radica en que su actitud no se ajusta a la idiosincrasia de la compañía que le ha contratado, mucho más 'naif'. A diferencia del vodevil que está ensayando, él está más acostumbrado a grandes producciones, y además del estreno de la función, tiene otro proyecto que le trae de cabeza, un Cyrano de Bergerac en Villar del Arzobispo donde está teniendo todos los problemas imaginables y más aún. Si Ramón se ajustara más a la realidad en la que trabaja, sería mucho más tolerante y no tan exquisito para conseguir por todos los medios lo que se propone y que todo su equipo haga las cosas como él quiere. La figura de dirección y el personaje de Ramón hace referencia a much@s director@s que existen en la realidad del oficio y que resultan muy reconocibles para reparto y público.

¿Conseguirá estrenar con éxito la función?

copyright © 2016 Teatro en Valencia by ibermedia. Todos los derechos reservados

Configuracion de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias a partir de sus hábitos de navegación y su perfil. Recuerde que puede configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puede aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar todas las cookies”. Para más información puedes visitar nuestra Política de cookies