The blues bordes

Ismael Beiro y José Boto

Cuando se juntan dos tipos peculiares suelen darse situaciones peculiares.

Uno de los BLUES BORDES, (no diremos quien para no ponerle en un apuro, ya pasa apuro al entrar en cualquier peluquería pues carece de pelo), ha vivido toda su vida enganchado a una guitarra y sin saber que hacer con ella, escuchando en la radio canciones de Jose Luis Perales, Raphael o el mismísimo Manolo Escobar, y eso, le ha dejado huella. Su sueño es, ha sido y será, vivir de la música.

El otro miembro de los BLUES BORDES, y cuando decimos miembro no va con segunda intención aunque él presuma de ello, no ha visto un instrumento en su vida, (nos referimos a instrumentos musicales), no ha ido a un concierto nunca y la única música que entraba en su casa lo hacía por la ventana de su habitación los domingos por la mañana, ya que vivía junto a una iglesia en el centro de Cádiz.

El destino, el azar o quizá la mala suerte hizo que esto dos BLUES BORDES se conocieran en el parking de una gasolinera mientras hacían aguas menores A partir de ese momento fueron inseparables, se atrevieron con todo, incluso a vestirse de una manera triste, a tocar canciones tristes sobre escenarios tristes. Han tocado en las peores salas de las peores cárceles de toda España pero con un gran éxito, al menos de público, muchos rostros conocidos del mundo de la política presentes en dichos conciertos, y eso a ellos, les animó a seguir.

Ahora, pasados ya esos buenos años, tocan por el placer de tocar, por echar unas risas según ellos y jodernos al resto, según un testigo presencial de su última y única actuación del año 2015 en las Fiestas de Algarrobilla de Corneja, Ávila, donde sustituyeron a la banda Paraíso que sufrieron un percance en la furgoneta la noche anterior, pincharon y no pudieron cambiar la rueda ya que no llevaban gato, el cantante era alérgico a los felinos.

Así, como la vida misma es este espectáculo. Tiene de todo, no deja indiferente a nadie, desde que empieza hasta después de terminar, cuando el público, ya en sus casas, llega a la reflexión que todos se hacen: "¿Y estos dos... han tenido los huevos de cantar así?" Pues si señoras y señores, en esta obra la música no destaca por su brillo pero ellos se lo toman con humor. Sus voces cantando, simulan más bien el graznido del cuervo en época de celo, pero ellos se lo toman con humor, y sobre todo, con una guitarra entre sus manos se encuentran más perdidos que Belén Esteban en Pasapalabra, pero ellos se lo toman con humor.

Pasen y disfruten de dos tipos vestidos de negro que se hacen llamar... THE BLUES BORDES!!!

Duración

90min.

 

Otras propuestas de Teatro en Valencia:
Las putas amas (de casa)

Patricia Sornosa y Patricia Espejo

16 de noviembre

Las putas amas (de casa)

Teatre Talia
Del 16/11 al 18/01 de 2019

Patricia Sornosa y Patricia Espejo

infoComprar entradas
Madre no hay más que una

Óscar Tramoyeres

17 de noviembre

Madre no hay más que una

Teatre Talia
Del 17/11 al 12/01 de 2019

Óscar Tramoyeres

infoComprar entradas
Donas Moviles en Txanadú

Un lugar al que nadie se atrevió a llegar

24 de noviembre

Donas Moviles en Txanadú

Teatre Talia
24/11/2018

Un lugar al que nadie se atrevió a llegar

infoComprar entradas
Valencia Comedy

Los mejores monologuistas de Valencia

30 de noviembre

Valencia Comedy

Teatro Olympia
30/11/2018

¡Función única!

infoComprar entradas